¿Cómo puedo proteger a mi bebé de los alérgenos?

  Con la llegada del buen tiempo, las alergias al polen salen a relucir, y los pequeños de la casa no son inmunes a ellas.

  Muchos de los peques, muestran ya síntomas de alergia a temprana edad, y no solo al polen, los ácaros del polvo, a nuestras mascotas o a la humedad.

  Desde TAKTA te damos las claves para proteger a tu bebé de estos alérgenos.

  Antes de nada, lo mejor que puedes hacer es reducir la exposición de tu bebé a los alérgenos que son considerados los más comunes:

Ácaros del polvo

Los ácaros del polvo viven en tejidos y alfombras y son comunes en todas las habitaciones de la casa.

  Pero la mayoría de los niños se exponen a la mayor parte de los ácaros del polvo en el dormitorio, donde los colchones y las almohadas son el verdadero hábitat de estos microbios.

 Aunque te pueda parecer que las medidas que recomendamos a continuación dan mucho trabajo, son muy útiles.

  Hay estudios que afirman que si siguen estos pasos, pueden mejorar las alergias de los niños entre un 60% y 70%.

Consejos:

  • Recubre el colchón del bebé con una funda impenetrable de tela con trama muy ceñida, que puedes comprar en las tiendas de artículos hipoalergénicos. A diferencia de las fundas de vinilo, esta proporciona una útil barrera que permite la transpiración y no se arruga.
  • Lava la ropa de cama una vez por semana con agua caliente para matar los ácaros.
  • Evita amontonar juguetes de peluche en la habitación del bebé porque atraen como un imán los ácaros del polvo. Lava los favoritos de tu pequeño con agua caliente una vez a la semana o mételos de noche en el congelador para que el frío mate los ácaros.
  • Toma como rutina quitar el polvo de la habitación del pequeño con un trapo húmedo y pasar una aspiradora para evitar acumulaciones de ácaros en la habitación. Ya os hablamos de como limpiar los muebles del bebé en anteriores artículos.
  • Considera invertir en una aspiradora con un filtro especial de muy alta eficiencia (en inglés son conocidos como filtros HEPA o High Efficiency Particulate Air), que atrapa incluso las partículas microscópicas que no retienen las aspiradoras comunes.
  • Limpia o reemplaza los filtros de la calefacción y el aire acondicionado una vez por mes durante las estaciones en que se usan. Procura limpiar los conductos de la calefacción todos los otoños.

Mascotas
Si tu bebé es alérgico a una mascota, la única solución infalible es llevarse al animal. Por supuesto, no es una decisión fácil de tomar y es comprensible que quieras dejarla como último recurso.

Para mantener la caspa a niveles bajos, lava con frecuencia a tu mascota. Puedes encontrar champús para reducir caspa en una tienda de artículos para animales. Además, evita que el animal se suba a los muebles y mantenlo fuera de la habitación del niño.

Polen
Durante la temporada de alergias, puede ser casi imposible evitar estar en contacto con partículas como el polen, que es transportado por el aire, y pueden provocar alergia. Puedes procurar mantener a tu niño dentro de la casa con las ventanas cerradas durante la temporada de polen, cuando su concentración llega a un nivel máximo, y especialmente en días con mucho viento. Aunque sabemos que no siempre podrás mantener a tu niño dentro de la casa.

Consejos:

  • Si sales fuera con tu niño, asegúrate de bañarlo y lavar su cabello cada noche para eliminar cualquier partícula alergénica.
  • Si tienes en tu hogar una secadora de ropa, seca ahí sus prendas en lugar de secarlas al aire libre.
  • También es importante que cierres los conductos de aire de su habitación donde duerme tu niño.
  • Otra recomendación es que estés al tanto de los niveles de polen en tu zona, para que de esa manera sepas cuándo debes tener especial cuidado con tu bebé.

Moho
Usa aire acondicionado y un deshumidificador cuando el tiempo sea cálido y húmedo, en particular en un sótano húmedo u otros sectores de la casa donde el moho sea un problema.

Si el baño es una fábrica de moho, límpialo con frecuencia usando desinfectantes que detengan la formación de moho, por ejemplo un poco de lejía (cloro) y agua o una solución natural, como aceite de árbol de té y agua. Y contempla la posibilidad de invertir en un mejor sistema de ventilación.

El moho puede producirse en armarios, desvanes, sótanos, macetas, refrigeradores, duchas y botes de basura, y debajo de las alfombras. ¡Incluso el árbol sintético de Navidad puede tener moho!

  Todas nuestras colecciones están pensadas para que el bebé descanse y sobre todo, que ante estos problemas, la limpieza y mantenimiento de nuestros muebles sea fácil, sencilla y que puedan estar tan bonitos como el primer día.

  Te dejamos ejemplos que nos inspiran.

espigas-03-copia

trabajo__0096a

plumeti-04-copia

bb-05

MARETA-002

MARETA-010

MARETA-014

CLS-003

En TAKTA te invitamos a que visites nuestro catálogo online. En el encontrarás todas las características técnicas de todos nuestros productos, además de detalles de modelos y consejos en nuestra página de noticias. También podrás encontrar más información en nuestras redes sociales (Facebook y Twitter).

Si necesitas ampliar información sobre algún producto, puedes dirigirte a nosotros a través del correo electrónico  info@takta.es, en nuestro teléfono +34 96 229 01 51 o rellenando nuestro formulario de contacto en Takta.es

Guardar

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *