De la cuna a la cama

Cuando dejan de ser bebés: cómo pasar a mobiliario infantil

Cuando se organiza la habitación del recién nacido, los papás deben tener en cuenta que pasados los 3 primeros años, los niños dejan de ser bebés y toca renovar su dormitorio.
Para que la transición sea mucho más económica y más sencilla para todos, a continuación os damos algunos consejos sobre cómo pasar a mobiliario infantil.

Cambios sí, pero no extremos

Aunque ya no sean bebés, los niños están acostumbrados a su cuna, a los colores de su cuarto… Por eso, aunque tengamos que realizar cambios en el mobiliario infantil,
procuraremos que no sean muy radicales para no agobiar a los pequeños. Para que los niños duerman tranquilos, la mejor opción desde un principio, es adquirir una cuna convertible en cama.

Muebles convertibles

Mueble infantil convertible Aunque un mueble convertible implica un desembolso un poco mayor, a la larga compensa con creces, ya que compramos solamente un mueble en vez de dos, que además nos durará más de una década.
Y sin duda es la mejor opción para los niños, ya que dormirán tranquilos al tratarse de su mismo lecho de siempre.

Más espacio

Cuando estén casa, los niños pasarán la mayor parte del tiempo jugando en su habitación, así como haciendo sus primeros deberes y dibujos.
Por lo tanto, es primordial que la habitación tenga el mayor espacio posible para que jueguen con total comodidad.
Si en un principio no adquiristeis una cuna convertible, una buena opción es comprar una cama nido.
Las camas nido, no son solo camas, sino que su parte inferior incluye cajoneras donde podréis guardar cualquier cosa que necesitéis, ropa, juguetes…
De esta manera ahorraremos mucho espacio en el dormitorio.

Colores en el dormitorio

No es obligatorio renovar los colores de las paredes de la habitación enseguida, pues ya hay demasiados cambios en su nueva etapa, cambios en el cuarto, con el mobiliario, etc.
Además en los años siguientes, los niños suelen cambiar de gustos y será más apropiado renovar los colores un poco más adelante.
Lo que sí podemos hacer, es elegir desde un principio el mobiliario infantil en color blanco.
Este color combina tanto con los colores suaves como con colores más vivaces, que seguro serán los próximos que adornen la habitación.

Esperamos que estos consejos te sean muy útiles, y que hagan más fácil y cómoda la transición de habitación de bebé a habitación infantil.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *