¿Cunas bebe baratas?

Cunas bebe baratas ¿es una buena opción para nuestros hijos?

Las cunas bebe baratas posiblemente no sea la mejor opción

Cuando vamos a comprar la primera cuna para nuestro bebé, vamos con la ilusión de encontrar la cuna más bonita, más segura, más práctica y que mejor se adapte a nuestro hogar. Y lo más seguro es que la encontremos, pero al ser la primera vez no conocemos los precios del mobiliario para bebés y a primera vista pueden no convencernos del todo, lo que nos lleva en segunda instancia a mirar cunas baratas.

En primer lugar, la cuna de nuestros sueños o más bien de los sueños de nuestro bebé, nunca va a ser una cuna de bebé barata.

Una cuna de calidad, con un bonito diseño, multiusos y que esté homologada según la normativa europea debe tener un precio acorde a sus prestaciones.

La seguridad es lo primordial cuando se trata de un recién nacido, una cuna de calidad siempre estará homologada, lo que significa que se trata de una cuna con estabilidad, no presenta materiales tóxicos ni inflamables, no tiene remaches o tornillos sueltos, etc.

Cunas bebe baratas

Cuna bebé con cajón

Por otra parte, también existen cunas bebé baratas que estén homologadas, pero al ser de bajo precio no dispondrán de todas las prestaciones y ventajas de una cuna de diseño de primera calidad.
Si compramos una cuna barata estamos dispuestos a aceptar que la cuna sea básica, sin ningún diseño bonito y elegante para la primera habitación del bebé.

En cuanto a sus características prácticas, las cunas baratas suelen estar fabricadas con una única medida, a diferencia de las cunas de calidad y diseño que suelen estar disponibles en varias medidas para adaptarse a las necesidades de cada hogar.

Otro aspecto importante respecto a su transporte, es que las cunas de bebé baratas no se pueden trasladar, es decir, ni suelen contar con las cuatro ruedas que permiten su desplazamiento por toda la casa, ni son convertibles, por lo que no se pueden llevar como cuna de viaje, ni se pueden convertir en otro tipo de mobiliario, como cama o escritorio, una vez el bebé crezca.

Al no poder desmontarse de ninguna manera, las cunas baratas tampoco suelen contar con laterales abatibles y como mucho ofrecen solamente dos alturas de somier, lo cual no es nada cómodo ni práctico ni para nosotros ni para el bebé.

En resumen, cuando se adquiere cualquier tipo de cuna, se ha se de ser consciente de que lo más habitual es que el precio está en proporción a la calidad y prestaciones que ofrece la cuna. Como dice el refrán, al final lo barato sale caro. Por lo tanto, no podemos valorar solo los precios, sino la seguridad y todas las características que consideremos sean requisitos indispensables para ser la cuna perfecta para nuestra bebé.

No podemos darte más que consejos para decorar la habitación de tu pequeño sin futuros problemas. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *