Cunas bebe seguna mano

Comprar cunas bebé segunda mano no es siempre una buena idea

La cunas bebé de segunda mano, no es tan buena opción como parece

La idea de adquirir una cuna bebé segunda mano suele surgir ante la avalancha de preparativos antes del nacimiento del bebé. Ante la ilusión de su llegada, lo ideal es adquirir todo nuevo para el recién nacido, pero por otra parte, también se tiene en cuenta la parte económica.

Sinceramente, si se piensa adquirir una cuna bebé segunda mano, es sencillamente por un precio más barato. Comprar una cuna de segunda mano no es tan buena idea como puede parecer, y por varias razones importantes. En primer lugar debemos tener en cuenta la garantía. Si compramos una cuna nueva y por cualquier motivo quisiéramos cambiarla, tendríamos la seguridad de poder cambiarla o pedir la devolución de nuestro dinero. Si compramos una cuna para bebé de segunda mano, tenemos que ser conscientes de que una vez comprada, ya no hay vuelta atrás. Si al instalarla en casa ya no nos convence o la encontramos con desperfectos o rota no podremos reclamar.

Otro aspecto muy importante de las cunas, son sus elementos y os vamos a explicar el por qué. Cuando una familia tiene la intención de vender su cuna de segunda mano, la desmonta y la guarda. La cuna tiene unos herrajes únicos que se suelen perder. Cuando los nuevos propietarios quieren instalar su cuna de segunda mano, se dan cuenta de que les faltan algunos herrajes y sin ellos no pueden montar la cuna. Además no pueden conseguirlos en cualquier lugar, ya que se trata de unos herrajes únicos para ese modelo de cuna. Hay que subrayar que los herrajes tampoco se venden sueltos, por lo que tendrán que hacer una búsqueda exhaustiva de los herrajes y además comprar el pack completo, lo cual no es nada económico.

Otra parte importante de las cunas usadas, es el colchón. Los bebés pasan prácticamente todo el tiempo en su cuna, de manera que un colchón infantil solo tiene ese uso, ya que acaba deformado. Asimismo los vómitos y la orina de los bebés también dañan el colchón severamente. Si el colchón ya estaba suficientemente estropeado, cuando las familias guardan el colchón para su posterior venta, lo dejan guardado, lo cual lo llena de ácaros del polvo. En definitiva, adquirir un colchón en ese estado no es en absoluto una buena idea.

Si el objetivo de comprar una cuna de segunda mano era ahorrar dinero, y luego a ese precio tenemos que adquirir el pack completo de remaches y el colchón nuevo, no habremos ahorrado en absoluto. Más bien todo lo contrario, habremos comprado una cuna usada por el mismo precio que una cuna nueva.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *